Hace tiempo que me pregunto ¿por qué me gustan las películas koreanas de terror?.
No es que aporten algo nuevo al género, o sea casi todas tratan de fantasmas, el ultra explotado género de fantasmas. Por lo que por ahí no va la cosa.
La música es normalita.
La respuesta es el ultra realismo de su fotografía, las murallas tienen manchas, los asientos de los colegios están “picados”, sus partes metálicas están un tanto oxidadas. Pero todo sin caer en el exceso… esto esta hecho con tal delicadeza que es plenamente creíble y pasa desapercibido.

Pero da la impresión que aquello puede pasar en tu casa, tu colegio, en fin que eso te puede pasar a ti.

Si quieren saber de lo que hablo les recomiendo esta película, tal vez no es la mejor, pero demuestra plenamente lo que digo

Whispering Corridors 3: Wishing Stairs (2003)

En Asia-Team

Anuncios