Para la mayoría de los que leen estas líneas no será ninguna sorpresa el hecho que el pasado fin de semana (Jueves, Viernes y Sábado: 22, 23 y 24 de Octubre, respectivamente) se realizó el “10º EncuentroLinux” organizado, este año, por la UTFSM, UV, DUOC, UPLA y PUCV.
Para muchos, tampoco será un descubrimiento el hecho que este año presenté una exposición, “La Cuestión del Licenciamiento”, que tuvo la suerte y el honor de ser seleccionada.
Gracias a ello tuve la oportunidad de participar en este evento.
Lo primero que debo señalar es que en esta oportunidad junto a mi estaban como expositores tres de mis compañeros de ubuntu-cl: Cristián Barahona, Daniel Galleguillos y Pedro Villavicencio (el nombre de este último léase como lo haría un anunciador de nuevas contrataciones en el partido de “La Noche Alba”.
Mi presentación fue en el primer bloque del primer día, (o sea, abriendo el evento) debo confesar que pensé que la gente se iba a quedar dormida al escucharme hablar de derecho de patentes, marcas comerciales, derecho de autor, licencias de software, etc; pero muy por el contrario, con algo de sorpresa descubrí que la sala tenía más personas de las esperadas y que a medida que la exposición avanzaba algunos interesados levantaban la mano para hacer preguntas. Lo que me permitió relajarme y apuntar a las necesidades de los asistentes. Incluso luego de terminada la presentación se me acercó gente a consultar sobre sus dudas, lo que siempre alegra a un expositor. De más está decir que pueden contactarme para preguntar cualquier cosa sobre este tema.
exposicion
Otra cosa que me preocuaba era la participación de nuestra comunidad y en este punto me gustaría agradecer a Álvaro, Fernanda, Esteban y Patricio que estuvieron presentes en nuestro stand difundiendo la labor que realiza ubuntu-cl, y vendiendo diversos artículos con el fin de pagar nuestras deudas y además financiar con ese dinero diversos proyectos futuros (y no, no creo que esté dentro de ellos traer a Nixie Pixel). Lamentablemente debido a que la UTFSM es demasiado grande y el evento no se localizaba en un sólo lugar, los momentos que pude pasar junto a los muchachos fueron más escaso de lo que yo habría querido.
ubuntucl
Cabe señalar que debido a la “doble militancia” de Pedro y Daniel tuve la oportunidad de compartir agradables momentos junto a la gente de Gnome Chile y sus invitados, tres expositores peruanos, Diego Escalante, Sergio Infante y Juan Rojas; y el español Iván Frade. En dichos momentos me sirvió para conocer la realidad del software libre en otras partes del mundo y a ellos para aprender algunas cosas sobre la manera de hablar que tenemos los chilenos :D.
dia gnome
El primer día del EL2009 se realizó en las dependencias de la UTFSM, desde el comienzo me llamó la atención la cantidad de gente que estaba presente, la zona de inscripción en algunos momentos entró en caos, pero ne este caso dicho caos no podía ser sino positivo, me parece que nadie esperaba que llegara tanta gente (yo por lo menos no); el segundo día fue el denominado día distribuido, yo elegí ir a la PUCV (los viejos amores jamás se olvidan, aunque se mezclen con el odio :P), en las que las exposiciones se dividieron por temas entre las diversas sedes; finalmente el día sábado, como ya es costumbre, en paralelo a las exposiciones normales la gente de Gnome Chile organizó el Día Gnome, en lo que junto a Cristian ayudamos en lo que pudimos (nos gusta meter la cuchara en las cosas, además que fue una manera de devolver la buena vibra  que ellos tuvieron con nosotros).
El día Domingo ubuntu-cl organizó una actividad satélite llamada Valparaíso Open Tour, lamentablemente llegué a la “segunda parte” y no pude participar de todo el recorrido, pero durante la tarde la pasamos bastante bien caminando por Valparaíso, una ciudad que, como saben los que me conocen, adoro de todo corazón.
Al final de todas la charlas y conversaciones de pasillo, quedé impresionado con todo lo que se está haciendo en Chile y en latinoamérica en torno del software libre. Pese a mi total ausencia de conocimientos en temas técnicos y de programación no me sentí “como poroto en paila marina”,  muy por el contrario siento que aprendí un montón, y que para mucha gente mis conocimientos fueron un aporte: no fueron pocas las personas, que incluso con una cerveza en la mano, me planteaba situaciones o problemas, e incluso algunos plantearon proyectos interesantes (Espero poder concretar, por lo menos, la mitad de ellos).
En fin, después de casi tres años en el mundo del software libre, creo que esta experiencia fue inspiradora para seguir adelante junto a mis compañeros, creando comunidad y ayudando en todo lo que pueda.
Nota aparte, y he reservado el final para ello, mis felicitaciones para Sven y la gente de la organización ya que cada una de las divisiones (o poleras) funcionaron de lujo, a nosotros nos tocó tratar con la gente de naranja (atención de expositores) y rojo (encargados de sala), y entre todos los expositores con los que conversé existía la opinión unánime que todo funcionó como debía ser. Por otro lado la gente del Stand de ubuntu-cl me expresó similares impresiones en torno a la gente de amarillo y celeste (atención de público y logística) que fue la gente con la que trataron ellos. En cuanto a la gente de gris (el aspecto técnico) si no se notaron fue porque lo hicieron bien :P.
Cosas para recordar:  Los jabones Debian; El viaje 5.30am desde el Journal al hotel; arvaroTUX; el error de sala; el expositor que jugaba a “las escondidas”; Gokú v/s Vegeta; la loca idea de las promotoras de poleras; el pepe’s pizza; el frisbee indoors; la inundación; Chucky; el viaje en lancha; la fábrica china de poleras; los pirilongis;  la señora asustada en el ascensor; los vasos Lazy Town; y principalmente toda la gente que estuvo ahí.
Nos vemos en BioBio…
Anuncios

Thomas Vinje y Jonathan Zuck en la BCN (Biblioteca del Congreso Nacional)

Ayer Miércoles 18 de Junio ’08 tuve la suerte de ser invitado por el profesor guía de mi memoria a asistir a una charla/mesa redonda en la Biblioteca del Congreso Nacional, la que tenía como principales expositores a dos de las más importantes autoridades a nivel global en temas de interoperabilidad, defensa de la propiedad intelectual, estándares abiertos y mercado de software. Por un lado el señor Jonathan Zuck y por el otro, el abogado y profesor Thomas Vinje.

Para darles una idea rápida sobre la postura de cada uno diremos que el abogado Thomas Vinje participó en los famosos juicios contra Microsoft en Europa por sus productos Windows Media Player e Internet Explorer, juicios en los que la compañía salió derrotada. Por su parte el señor Jonathan Zuck preside una organización de empresas de software en EEUU (Association for Competitive Technology) y es un importante orador a favor de la protección del software mediante patentes, y otros mecanismos.

Las charlas partieron con una breve introducción del Senador Guillermo Vásquez quién deslizó una gran noticia: en la comisión del Senado el proyecto de ley que modifica la ley de propiedad intelectual mantiene la redacción del nuevo artículo 8º, que traía desde el Primer Trámite Constitucional. Lo que a mi parecer es una excelente noticia para el mundo del software libre y los usuarios de software en general. (Pronto les hablaré de ello).

Luego, tanto en la charla como en la mesa redonda, el abogado Vinje defendió y propuso como principios necesario para la existencia de un mercado sano de software:

1.- Una “adecuada” protección a la propiedad intelectual y

2.- La interoperabilidad y como elementos necesarios, entre otros, para que dicha interoperabilidad exista: a) el uso de estándares abiertos (en lo posible obligatorio para la autoridad y bajo criterios señalados por ésta); b) una legislación que permita la ingeniería inversa (bajo principios similares a los del fair use estadounidense).

Por su parte, Jonathan Zuck planteó que la interoperabilidad existe porque a los “grandes” sus clientes les “exigen” que interoperen con los “pequeños”, o sea casi por generación espontánea; además que los estándares no deben ser exigidos por la autoridad, sino que se deben crear como estándares “de facto”, para él este mecanismo es mucho más eficiente; además defendió un argumento (a mi gusto el más falaz de todos) sobre “el tipo de competencia que queremos” el que dice más o menos así: “Si permitimos y fomentamos los estándares abiertos y la ingeniería inversa, todo se estandariza y se unifica a tal nivel que significaría una tranca a la innovación, por lo que la competencia no se daría por el mejor producto, ya que todos serían iguales, sino simplemente, por el precio. Situación que por efecto de las economías de escala termina sacando a los pequeños del mercado -ellos no pueden entrar a una competencia de precios-”
Olvida que si hablamos de estandarización de formatos e ingeniería inversa restringida a lo necesario para lograr la interoperabilidad, no estamos estandarizando las aplicaciones en sí, ya que cada desarrollador podrá mejorar su aplicación en TODOS los otros aspectos que no tienen que ver con los formatos. Además, no debemos olvidar que el costo de la licencia es el más importante, pero no el único aspecto que influye en el TCO.

Cabe mencionar que asistió un representante del Gobierno, (del ministerio de Economía) que nos explicó el norte que sigue nuestro Gobierno. Dichos criterios van en la misma senda que lo consagrado en normas como el Decreto 81. De tal forma que es mucho más cercano a lo planteado por el abogado Vinje. Esperemos que no aparezca un nuevo Ferreiro.

En resumen, fue una gran experiencia. Para mi lo más grato fue escuchar de la boca de alguien como Thomas Vinje conclusiones muy similares a las plasmadas en mi memoria. Y sin duda, confirmar que nuestra autoridad tiene plena conciencia de los alcances de esta discusión.

p.d. disculpa a la gente del Planeta ubuntu-cl por el off-toppic, pero seguro que esto les interesa.